AUDIO - Los tweeters en tu instalacion de audio

AUDIO - Los tweeters en tu instalacion de audio

Notapor FiatDuna » Lun Ago 07, 2006 10:41 am

TWEETERS

Imagen


Los tweeters son aquellos altavoces "pequeñitos" que podemos encontrar; individualmente, en kits de dos o tres vías, o formando parte de un coaxial, y que se encargan exclusivamente de la reproducción de las frecuencias que van más allá de los 2Khz. Recuerden que es en estas frecuencias donde más apreciamos los efectos estéreo, la imagen, la escena, etc. Deducimos entonces la gran importancia que tienen, y debemos escoger con mucho cuidado lo que precisamos. Sepan además que es el altavoz que más "visita" el servicio técnico de reparación, casi siempre por excesos (volumen, tonos, compensadores, etc.). Si subimos el volumen, añadimos ocho puntos de treble (agudos), y conectamos el loudnes, ¿cómo van a resistirlo? Estos comandos están para corregir pequeñas diferencias entre distintas grabaciones, o resaltar los extremos del espectro cuando el volumen es bajo, pero si queremos tener más agudos, debemos adquirir el tweeter adecuado, y si no es suficiente, do parejas de ellos, o tres, y así hasta que los oídos sangren. Piensen que al subir el treble al tope y exprimir el volumen, lo único que conseguimos es aumentar la corriente mucho más que la presión del tweeter, ¡lo estamos forzando!, y la bobina sufrirá las consecuencias, ya saben. Antes de que esto pase, el tweeter suele "avisar" con un "crek-crek", que en argot decimos que "cruje". Es un claro indicativo de que la relación: tweeter- potencia- equalización- filtro, no es la adecuada.

QUE DELICADOS!
Imagen


Así es, y la explicación es simple. Su tamaño que raramente supera los 50 m/m de diámetro, con profundidades inferiores a 20 m/m, no pueden albergar grandes motores, ni, en consecuencia, bobinas de grueso hilo, además el número de oscilaciones de la cúpula y la bobina es tan elevado (más de 15 Khz), que la simple fricción con el aire, hace que sus componentes se sobrecalienten con mucha facilidad.

SU FILTRAJE

Debe ser cuidado en extremo, y nunca debemos dejar que entre en resonancia, por lo tanto su corte será siempre, y como mínimo, de una octava (mejor dos), por encima de su frecuencia de resonancia, con pendientes lo más pronunciadas posible, de segundo o tercer orden (12 ó 18 db). ¡Cuidado! No instalen nunca un tweeter sin filtro, lo van a "fundir". Las potencias más habituales están entre 15 y 50 WRms, siempre que el filtro sea adecuado.


LA CUPULA: MATERIALES

Los materiales usados en la construcción de su cúpula (membrana), serán determinantes en las características acústicas del altavoz. Así pues una cúpula "blanda" nos ofrecerá un sonido más suave que una de titanio, pero la brillantez de esta última nos asombrará. Igualmente un tweeter de "cinta", agradará por su suavidad y dispersión del sonido, pero nunca soportará la potencia de una cúpula de compuestos de fibra y/o minerales.

QUE ELEGIR

Imagen


Tendremos en cuenta tres factores: Preferencias musicales, Potencia a manejar y Lugar de instalación. Aunque no sea determinante, pues toda regla tiene su excepción, si nuestros gustos son más "Jazzeros", Clásicos, y poco electrónicos, el tweeter debe ser suave y natural, sin grandes alteraciones en la respuesta de frecuencia, y que respete el timbre. La potencia ocupará un segundo plano. Si por el contrario nos va la "caña al tope", debemos buscar un tweeter de gran potencia, sin problemas de tamaño, y que acentúe ligeramente las frecuencias entre 4 KHz y 8 KHz. Así entonces es difícil encontrar el tweeter polivalente.



POTENCIA

Como comentamos en el párrafo anterior, si disponemos de una sola pareja de tweeters, pero si hay posibilidad de montar varias parejas, podemos combinar tweeters de características diferentes alterando su filtraje, consiguiendo resultados espectaculares. Por ejemplo: un tweeter de cúpula de seda tratada, trabajando de 3.5 KHz a 6 KHz, combinando con un "titanio" que trabaje a partir de 9 KHz, nos ofrecerá un sonido real en la parte del espectro donde suenan los vocales y los instrumentos naturales, y espectacularidad en la zona de los sintetizadores y los efectos especiales. Por cierto, es en los altavoces donde más debemos ajustar la potencia, pues crujirán tanto por exceso, como por carencia de wats. Tienen que tener claro lo que realmente buscan.



LA INSTALACION

Un tweeter de determinadas características, variará completamente dependiendo de su ubicación en el automóvil. Así, un tweeter muy suave enfocado contra el parabrisas del coche, podría transformarse en un auténtico "taladro" para sus oídos, mientras que otro excesivamente "metálico" podría perder agresividad en un "quik-panel" (junto a los pies), y enfocado a un material no reflectante (moqueta, tapizado, etc.). Así, una vez elegido el altavoz, ya sea por su sonido o por sus características, antes de instalarlo definitivamente, es mejor probar diferentes emplazamientos, ya que cada automóvil es diferente, y por propia experiencia, comprobé que el mismo material de sonido, varía su comportamiento, incluso en automóviles de la misma marca y modelo. Por supuesto el resto del equipo, influirá en el sonido final del tweeter, pues una pareja de estos, carecerá de agudos si la acompañamos de 4 altavoces de graves y 8 de subgraves, con diez veces la potencia del tweeter.

Imagen


EL INICIO

Para empezar su instalación tengan en cuenta, que los lugares más elevados y más lejanos (respecto al oído), suelen ser los mejores, o sea las esquinas del salpicadero (dash board), serían en principio el lugar adecuado, pues obtendremos una gran dispersión del sonido, aunque en los retrovisores laterales y en las puertas también suenan que "da gusto", sobre todo si cuidamos el enfoque. ¿Cuál es el enfoque adecuado? Por norma el eje del tweeter derecho, debería enfocar al oído del conductor, y el izquierdo al oído del acompañante. ¿Por qué? Como ya saben, la R/F de un altavoz no es la misma en su eje (0º) que fuera de él (30º, 60º), si provocamos la situación antes comentada resultará que el tweeter más cercano que está fuera de eje con nuestro oído, perderá presión con respecto al más alejado, que se encuentra en el eje de nuestro oído. Esta diferencia de dos o tres db en frecuencias tan importantes para la imagen y la escena, va a "engañar" nuestros oídos, dando la sensación de estar en una posición equidistante respecto a los tweeters, para ambos ocupantes de las plazas delanteras. Por eso casi todos los fabricantes incluyen como accesorios, elementos de montaje que nos permitan efectuar inclinaciones y, en consecuencia, diferentes enfoques.

Destacaremos que la distancia que separe el tweeter del altavoz de medios, no deberá ser excesiva, y si tuviera que ser, el papel del crosover de uno y otro altavoz, será decisivo para una audición equilibrada (sin baches) en el conjunto de frecuencias reproducidas por ambos. Tampoco es aconsejable instalar el tweeter más cerca de nuestros oídos que los altavoces de medios, ya que espectacularidad aparte, desvirtuamos la audición completamente, llegando a producir desagradables efectos sonoros. Como antes, si no hay remedio, tendremos que recurrir a los respectivos filtros, "jugando" con ellos y con las potencias, para intentar disimular este efecto, pero es aconsejable que no se "mareen" probando, y que busquen otra solución. Recuerden que la sensibilidad de los tweeters suele ser normalmente más elevada que la de los medios (de tres a cinco db aprox.), ya que la sensibilidad de un medio de calidad ronda los 88 db, y la de los tweeters con frecuencia es de 99 db o más. ¿Y qué? Está claro, si el mismo amplificador mueve los dos altavoces, los agudos sonarán más fuerte que los medios, por eso es del todo interesante que el crossover que corte los tweeters, tenga atenuaciones diferentes, para así equilibrarlos con el resto de altavoces. Si además este filtro tiene dos o más cortes para elegir, mucho mejor. La mayoría de los kits de dos o más vías, ya llevan un crossover estudiado para una perfecta simbiosis de los altavoces, pero si quieren elegir marcas diferentes para uno y otro altavoz, tenemos cuatro opciones: conformarnos con el filtro que los acompaña, adquirir uno de marca, calcularlo y construirlo nosotros mismos, o recurrir a un filtro activo y la multiamplificación que conlleva. Por último recuerden que al igual que el resto de los altavoces, las características varían cuando ya están "rodados" durante un tiempo, y generalmente se vuelven más dulces y menos tolerantes con la potencia pico. Lo mismo ocurre cuando estos se calientan variando sus parámetros de forma significativa, de allí que la mayoría de fabricantes se esfuercen en encontrar soluciones para que esto no ocurra.
Avatar de Usuario
FiatDuna
Site Admin
 
Mensajes: 210
Images: 144
Registrado: Mié Jun 28, 2006 2:40 pm
Gracias dadas: 1 vez
Gracias recibidas: 13 veces
Sexo: Sin especificar

Anuncios

Volver a Notas técnicas

 


  • Temas relacionados
    Respuestas
    Vistas
    Último mensaje

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

  • Anuncios